CÓMO CUIDAR UNA BOLA DE NIEVE

por | Jun 6, 2020 | BOLAS DE NIEVE, TUTORIALES Y RECURSOS

Cómo cuidar una bola de nieve. Aquí encontrarás algunas ideas para que tus bolas de nieve se mantengan durante mucho tiempo en el mejor estado posible.

 

Las burbujas en una bola de nieve

COMO CUIDAR UNA BOLA DE NIEVELa aparición de burbujas no significa que haya una fuga de líquido en una bola de nieve. Tradicionalmente estas burbujas se consideraron un defecto, sin embargo esto ya no es así. Aunque a veces pasa mucho tiempo, es prácticamente seguro que antes o después en cualquier bola de nieve aparecerá una burbuja de aire. Al principio suele ser prácticamente inapreciable pero poco a poco irá aumentando su tamaño.  El motivo más frecuente suele ser la temperatura. Las altas temperaturas favorecen la evaporación del líquido que hay en el interior. El frío extremo puede contraer la pieza de goma (caucho) que encierra el agua dentro de la esfera de cristal, la posterior dilatación puede permitir la entrada de aire.

En ocasiones, las burbujas se producen durante el transporte desde el lugar de fabricación al punto de distribución. Las vibraciones y la manipulación durante el desplazamiento pueden hacer que cualquier burbuja diminuta que haya podido quedar atrapada en la pieza de cierre se escape y pase al líquido. Hoy en día la mayoría de los fabricantes de bolas de nieve adjuntan a las mismas una advertencia acerca de que las burbujas no pueden ser identificadas como un defecto del producto.

Lo mejor para intentar retrasar la aparición de las burbujas es situar la bola de nieve en un lugar alejado de la calefacción y, de alguna manera, protegidas de la luz directa. Protegerlas de la luz directa también es una buena forma de evitar que, con el tiempo, las figuras del interior vayan perdiendo su color y de que se produzcan reacciones químicas que pueden enturbiar el agua. Un buen lugar puede ser entre los libros de una estantería. Si eres coleccionista y tienes tus bolas de nieve en un expositor intenta no situarlo cerca de una fuente de luz o de calor. 

Cómo limpiar las bolas de nieve

Si quieres que tus bolas de nieve luzcan bonitas el mayor tiempo posible, conviene evitar que acumulen polvo. Limpiarlas es muy sencillo: aplicar limpiacristales o un producto similar en el globo de cristal y para la base un paño húmedo con un poquito de limpiador no abrasivo. Con esto es suficiente. También es conveniente agitar las bolas de nieve de vez en cuando, de esta manera se evita que la “nieve” o la purpurina del interior se apelmacen.

En algunos casos, el agua del interior de una bola de nieve se vuelve turbia o adquiere un color amarillento. Esto suele ser debido a que se ha utilizado agua no destilada y no se ha añadido ningún producto de los que existen en el mercado específico para evitar que ocurran reacciones químicas en el interior del globo de cristal. El que yo uso es bastante asequible de precio y fácil en tiendas especializadas en manualidades es Water Clarifying Agent for snow globes de la marca FIMO. Una alternativa a este tipo de productos que he leído con frecuencia es añadir alcohol al agua, personalmente nunca lo he probado.

Estos son los puntos básicos acerca de cómo cuidar una bola de nieve. Si quieres saber más sobre cómo eliminar las burbujas o sustituir un agua que ya está turbia, consulta Cómo reparar una bola de nieve.

 

Si te apetece…

Recuerda que en este blog y en la página “Tutoriales” de QueNieve encontrarás otras estupendas ideas relacionadas con las bolas de nieve.

 

¿Te ha gustado esta entrada? ¡¡¡COMPÁRTELA!!! Muchas gracias.